Navegación

Lilith Enid Alessia Mikhail
Últimos temas
» Lost Dimensions {Elite}
Jue Dic 27, 2012 6:36 am por Afiliación

» City Hunters; El fin del mundo {Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:16 am por cc1977

» Over The Limit [Elite]
Miér Ago 15, 2012 4:32 pm por Invitado

» Love is Destruction {Af.Normal}
Sáb Jul 07, 2012 11:58 pm por Invitado

» Blue Garden - Rol hard yaoi, shota y adulto - Elite
Jue Jul 05, 2012 6:30 pm por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Miér Jun 27, 2012 7:55 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Mar Abr 24, 2012 2:19 pm por Invitado

» The Hogwarts War ELITE
Mar Abr 24, 2012 3:48 am por Invitado

Foros hermanos
Vótanos




Click ClickClick Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click ClickAfter the end of WorldUniversité Fourvière Fin del MundoFin del MundoFin del Mundo

Sleeping Sun ∫Libre∫

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Barbara C. Lindberg el Dom Nov 06, 2011 3:08 pm

Me lo has dicho mil veces– le contesté a la mujer que se encargaba de cuidar de la casa, de mis padres, de mí. Lila era una mujer de clase media, la cual fue acogida por nuestra familia para que desempeñara el trabajo de nana y ama de llaves, por supuesto ella al no tener familiares vivos antes de la destrucción de la tierra, vino con nosotros a las naves, pues como le dijeron mis padre cuando le ofrecieron un pase, Lila era parte ya de la familia Lindberg. –E igualmente iré Lila... Hace tiempo que quiero visitar las costas– le contesté cuando estuvo a punto de volverme a decir que un mutante podría estar por ahí. –Y si me encuentro a un mutante no me importa; eso le da emoción a este pequeño viaje, ¿no?– dije un poco insegura.

Salí de casa en uno de los automóviles que estaban a mi disposición y a toda velocidad, sin detenerme a dar explicaciones a los guardias de casa, salí con dirección a las costas. Había sido una suerte que mis padres no se encontraran en casa, pues sin importar que tuviera 32 años, ellos seguían tratándome como a una niña pequeña. No me molestaba, sino que me gustaba que quisieran protegerme, pero se les olvidaba que podía cuidarme sin la ayuda de alguien más.

El viaje no fue tan largo, el auto que había elegido era bueno para ser conducido a alta velocidad, por lo que me encontraba ya divisando la playa por la ventanilla. Aparqué a una distancia algo lejos del agua, y antes de bajar del auto me quité los zapatos, pues si andaba con ellos me sería imposible andar, ya que los tacones de aguja se enterrarían una y otra vez en la fina arena.
No había nadie o al menos, no podía ver señales de vida... De igual forma me bajé el bolso, con sus secretos dentro de él.

Caminé de forma lenta, sintiendo la arena en los pies, la brisa que venía del mar estaba cargada de sal y su aroma era realmente delicioso. El sonido de las olas rompiendo en la playa era tranquilizador, y por primera vez después de un buen tiempo ya no escuchaba aviones, insultos de personas atrapadas en un tráfico infinito. Me detuve a un par de metros de la arena húmeda y detuve la vista en un sol rojo que poco a poco se hundía en las entrañas de la tierra. Inspiré de forma profunda y soltando el aire lentamente... –Que hermoso– dije en un susurro.
avatar
Barbara C. Lindberg

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 05/11/2011

Datos
Edad: 32 años
Nivel/Poder: 8
Resistencia mental:
8/10  (8/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Robert Aylana el Dom Nov 06, 2011 4:13 pm

Estar todo el tiempo metido en el Centro de Mando no le agradaba del todo, por eso mismo es que de vez en cuando hacia un viaje por los alrededores e incluso más allá de las fronteras de Ragnarök. Ese día parecía ser uno de ellos. Salió para ver lo que acontecía en el resto del mundo, tal vez podía enterarse a través de las mentes de los vigías o espías, pero no necesitaba de ellos, necesitaba verlo en persona, sentirlo, que las sensaciones que tanto le gustan a los humanos y al resto de mutantes las percibiera de manera simple y táctil, por decirlo de alguna forma. Los cambios en la naturaleza no dejaban de impactarlo, sobre todo porque recordaba cómo fueron antes de los grandes cambios. Se preguntó qué estaría haciendo en caso de que la máxima líder estuviera en acción.

Con una motocicleta que los mutantes usaban para el rastreo, fue directo a las costas, uno de sus lugares favoritos, donde podía pensar en la infinidad, adentrarse a sensaciones que lo volvían vulnerable para con el resto de las personas, no en cuanto a poder, sino por la sensibilidad que le provocaban lugares como ese, sensibilidad que lo volvía un chico menos borde. Aparcó el vehículo en un lugar adecuado, escondido a la vista para no llamar la atención de nadie, aunque la zona estaba libre de cualquier intervención humana o mutante, no podía dejar de lado encontrarse con alguno de sus enemigos. Aprovechando que iba con ropa cómoda, se quitó los zapatos y completamente descalzo, empezó a caminar por la orilla de la playa, dejando que el agua de mar lo mojara por arriba de los tobillos.

Estuvo caminando alrededor de media hora, alejándose del lugar donde escondió la motocicleta; la idea en esos momentos fue bastante clara, necesitaba dejar de usar la mente por unos momentos, tal vez fuera arriesgado y muy peligroso, pero aprovechando que Lilith no estaba para darle ordenes en aquellos días, en verdad necesitaba un descanso. Debido a su increíble habilidad, pudo mantener por varios minutos la mente en blanco, no en su totalidad, pero si del resto de las mentes, dejó de lado a los demás mentalistas y a los demás mutantes, incluso a los humanos que vigilaba. Se concentró solo en él, algo que no tenía precedentes desde que adquirió sus poderes. Se detuvo un momento, mirando a la lejanía, la línea esa que hacía ver al mar plano.

De pronto todo su cerebro se activó cuando percibió que no estaba solo, a unos metros pudo ver a una mujer caminar hacia él, pero que se detenía de manera imprevista. Los ojos de Robert se concentraron en la figura, sin duda se trataba de una humana, pues no existe mutante que no conozca hasta ese momento. Sin mayores contratiempos trató de entrar en la mente de aquella mujer, sin embargo, pudo notar la increíble resistencia que mantenía, algo no muy usual, pero que al mismo tiempo le fascinaba. Por lo pronto solo pudo tener un ligero matiz de lo que realmente acontecía en la mente de la humana, uno que compartía con ella. Lo maravilloso de aquel lugar. Se acercó lentamente hacia ella, sin mostrarse hostil por el momento, pues por lo pronto, ninguno pareció mostrar acciones hostiles.

-No parezco ser el único que disfruta de lugares como este. –fueron las primeras palabras que salieron de sus labios cuando la tuvo a solo un par de metros, pero deteniéndose por considerar esa distancia como adecuada. Odiaba a los humanos, pero ante todo, tiene decencia y no atacaría así porque sí, necesitaba una razón de por medio para poder enfrentarse a ella. Fuera de eso, también estaba en disyuntiva, no salió de la sede para pelear con nadie, primero, porque no es el momento, segundo, porque no lo necesitaba. Eso lo llevó a pensar en las muchas razones por las que se encontraba ahí y en la casualidad de aquel encuentro. ¿Qué consecuencias tendría? Ni siquiera él podría determinarlo, por ahora. Torció una media sonrisa, imaginando la reacción de la mujer.



RobertAylanaSecura

Historia || Relaciones

¿Atrapado?:
avatar
Robert Aylana
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 04/11/2011
Localización : In your Mind...

Datos
Edad: 27 años
Nivel/Poder: 8 [Mentalista] Leer mentes, manipularlas, modificarlas, Persuadirlas.
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Barbara C. Lindberg el Lun Nov 07, 2011 12:39 am

Mi boca apenas se había callado tras decir mi susurro al aire salino, cuando la voz de un hombre hizo que mi cuerpo reaccionara de manera inquietante. Para empezar sentí un escalofrío que me recorrió toda la espalda, pasando por los hombros y haciendo que los poros de mis brazos se cerraran. Podía sentir como mi ritmo cardíaco se aceleraba. En mi cabeza ahora resonaba la voz de Lila que me advertía que podía ser peligroso pues algún mutante podría estar rondando por ahí.

Mi mirada se encontró con un hombre que parecía ser un poco menor que yo. Tenía los ojos azules, los cuales recordaban a un cielo celeste intenso, sin nubes. Sus labios eran curiosos, pues era algo extraño encontrar a un hombre que los tuviera voluminosos. Era alto y parecía fuerte, resistente pero, no importaba todo aquello, lo único que me interesaba era saber si se trataba de un mutante o no. Había sido una lástima no haber traído conmigo mi reloj especial, me hubiera advertido sobre la presencia del gen mutante.

Ya lo creo– fueron las palabras que usé para contestar a su comentario. Regresé la vista hacia el extenso mar, centrándome en el reflejo que había en su superficie del sol. –¿Está de más decir que me ha asustado?– dije sin mirarlo. Tenía que comportarme de manera correcta, cuidar mis palabras y mis movimientos... "Basta... Tranquilízate" me dije a mí misma. Estaba siendo un poco paranoica, pero en estos tiempos uno ya no sabía con qué tipo de gente se estaba hablando. –No le costaba nada introducirse con algún carraspeo– dije un poco indignada.

Regresé la mirada hacia él, seria, inquisitiva, queriendo perforar su cabeza para saber qué pensaba. –¿Es usted de Nova Coepit?– pregunté sin decir nada sobre mí aún. –¿Cómo llegó hasta este lugar?– me adelanté antes de que contestara a mi primera pregunta. Vi nuestro entorno, y no había ningún otro transporte salvo mi automóvil... Lo más seguro es que hubiera llegado caminando, dejado su transporte en otro lugar o, como última opción y quizás la más inquietante, era un mutante de tipo transportación.

Apreté el bolso que llevaba bajo mi brazo izquierdo, un movimiento en falso por parte de él y no tendría que usar más que un par de segundos para sacar el arma que siempre llevaba conmigo. ¿Y bien?– dije alzando una ceja –¿Me contestará o seguirá como autista?– pregunté sonriendo de lado. No había mejor método que hacer uso de una buena sonrisa para romper la tensión del momento. Sólo esperaba que el sujeto no se la tomara para mal.

avatar
Barbara C. Lindberg

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 05/11/2011

Datos
Edad: 32 años
Nivel/Poder: 8
Resistencia mental:
8/10  (8/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Robert Aylana el Mar Nov 08, 2011 5:02 am

Ni tardo ni perezoso, comenzó a tratar de entrar en la mente de la mujer, la que por el momento no pareció muy decidida a negarse, quizá debido a que se concentración estaba en el mar; no la culpaba, él mismo podía sentirse vulnerable ante una belleza de ese tipo. Para Robert siempre ha sido menester apreciar las cosas de las que siempre ha tenido un respeto incondicional, aunque claramente fue el humano quien provocó aquel desastre y sentía algo de culpa por todo lo ocurrido. Analizó la figura de la mujer, muy bella y estética, como pocas veces se podía apreciar, pero a sabiendas de que se trataba de una humana, definitivamente no la vería como algo más. La chica correspondió el gesto y eso la colocó en una posición más cómoda respecto de lo que pensaba de ella. Un punto a su favor.

-No ha sido intención asustarla. –le habló con cordialidad, una cualidad poco usada por él, no porque la detestara, sino porque raramente se encontraba con alguien que podría tener la misma forma de actuar. –Aunque un carraspeo podría sonar como buena introducción, creo que sería mucho más arrogante de mi parte. –torció una sonrisa, le estaba gustando la forma en que hablaba la humana. Si se comportaba de esa forma, es porque, ante todo, siempre ha sido un caballero, tal vez se tratara de su adversario, pero le gustaban las batallas con una previa presentación, lo que significaba respeto, porque eso le tenía a los humanos. Se llevó las manos a la espalda, como acostumbraba y volvió a concentrarse en la inmensidad del mar, analizando aquella situación, encontrando peculiar aquella coincidencia.

-¿Nova Coepit? –preguntó frunciendo el entrecejo y luego sonriendo. –Podría decirse. –no contestó con certeza, pero tampoco podía permitir negarse a la pregunta, no tenía interés en enfrascarse en una pelea, no de momento. –He llegado en mi vehículo, por supuesto, está del otro lado de ese arrecife. –señaló el cúmulo de coral fuera del mar, por el que previamente había pasado. –Siento que con sus preguntas intenta descubrir algo, ¿acaso soy digno de sospechas? –claramente se estaba burlando de ella, porque claro, ninguno de los dos parecía estúpido, pero presentarse como enemigos de inmediato podría acarrear otra cosa, algo que a ninguno de los dos dejaría muy bien parado. No es que Robert no tuviera ganas de pelar contra la humana, pero no es el momento ni el lugar. Es un guerrero romántico, no puede negarlo.

-Es curioso que una mujer como usted, posea una beligerancia tan sutil. –le soltó después, girando su torso para que lo observara como alguien no hostil. –No niego que me intriga. –agregó, para ese punto, sabía que la mujer reconocería su verdadera naturaleza, lo divertido es que no conocía qué clase de poder tenía. –Hn. –sus labios se curvaron en una sonrisa sarcástica. En ese momento, buscó alguna mente a la redonda que pudiera volver complicada la situación, pero ninguno apareció, algo gratificante. –Me gusta poder conocer a personas que saben apreciar lo que tenemos enfrente, aunque claro, algunos tal vez no merezcan siquiera pisar estas arenas. –su sarcasmo fue obvio y no dudo en espetar su molestia por la rudeza con que los humanos volvieron a la Tierra, cuando creía firmemente que ya no les pertenecía.



RobertAylanaSecura

Historia || Relaciones

¿Atrapado?:
avatar
Robert Aylana
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 04/11/2011
Localización : In your Mind...

Datos
Edad: 27 años
Nivel/Poder: 8 [Mentalista] Leer mentes, manipularlas, modificarlas, Persuadirlas.
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Barbara C. Lindberg el Miér Nov 09, 2011 4:26 am

Mi sonrisa seguía en mis labios, había algo en él que me parecía divertido. Era como en esas situaciones donde sabes que hay cierto riesgo de por medio pero que aún así no es un factor como para no divertirse; o quizás se debía al estrés de no saber qué y quién demonios era él, algo que no duraría por mucho tiempo en secreto. –Sé que no fue su intención– le dije sonriendo de lado –Pero como están las cosas en este mundo, donde cualquier ser es una amenaza para otro pues...– dejé inconclusa la frase, rodando los ojos de manera divertida –No es que usted sea una amanaza ni mucho menos pero, en estos lugares no se sabe con qué tipo de gente se puede uno encontrar–.

Había sido un movimiento peligroso, pero que sin duda podía poner al descubierto la verdadera identidad del sujeto frente a mí. Asiento a su pregunta sobre Nova Coepit para terminar por levantar la ceja izquierda al no haber tenido una respuesta concisa. Quizás significaba que alguna vez vivió allí y que ahora se encuentra en otro lugar... La Organización tal vez. Miro el arrecife que hace mención y regresó a él cuando me interroga sobre si existe algún tipo de sospecha. –¿Sospecha? Claro que no... ¿Por qué tendría que tenerla?– pregunté con el rostro serio y con la sonrisa apenas visible. –¿O hay algo que no me ha dicho y que deba saber? Por que sí es así me gustaría saberlo ahora– dije haciendo un poco de énfasis en la palabra ahora.

Hice un poco más de análisis al comportamiento del hombre y por supuesto no era del tipo de persona que uno se encontraba todos los días en la ciudad y pertenecer en la Organización tampoco era la respuesta a una de mis preguntas que tenía de él, por el simple hecho de que siempre sacaban a flote que pertenecían a ella; personas molestas y nada más, claro que con sus respectivas excepciones. –Pues no se acostumbre a mi sutileza– dije en un tono tranquilo, nada grave ni molesto. Lo vi de pies a cabeza y por supuesto la ropa que usaba tampoco era algo que se viera en Noca Coepit. Por lo tanto, era nada más y nada menos que un mutante, ¿de qué tipo?, no lo sabía, quizás sólo era cuestión de tiempo o segundos para saberlo.

Lo escuché cuando habló su último comentario y no pude evitar reír. –Sí... Pero también es una lástima que no todo lo que se tenga en frente sea digno de apreciar– dije cerrando un poco los ojos, viendo los suyos. Lo tenía frente a mí, y mi comentario bien pudo haber sido para él o para cualquier otro motivo, era decisión de él que posición tomar. –Y en cuanto a estas arenas– retrocedí un paso –Son libres de sentir las pisadas de quien sea– y dicho eso pude sentir como el agua tocaba ya mis pies, la marea había subido un poco. –¿No cree?–.


avatar
Barbara C. Lindberg

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 05/11/2011

Datos
Edad: 32 años
Nivel/Poder: 8
Resistencia mental:
8/10  (8/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Robert Aylana el Miér Nov 09, 2011 6:20 am

Un ligero viento soplo del este, provocando que sus cabellos se revolotearan un poco, aunque con lo despeinados que estaba, difícilmente podía decirse que lo le gustaba, el olor salino y la sensación húmeda que percibía en el lugar le gustaba, sin duda, lo hacía sentirse más humano, aunque, propiamente dicho, esas sensaciones ya no podían catalogarse como del todo humanas, no desde que ellos decidieron abandonar el planeta y a los demás a su suerte. Una cosa que difícilmente dejaría de juzgar de aquellos que ahora reclaman lo que supuestamente les pertenece. Se llevó su mano derecha a la frente, apretando solo un poco, señal misma de que estaba reconectando sus sentidos con los mutantes con los que siempre está en contacto.

-Lo que hay detrás de aquellas amenazas hostiles es más grande que nosotros dos y sin embargo, creo firmemente que hay una manera inequívoca de solucionarlo, así, no tendríamos que preocuparnos por andar en el mundo, pensando que en cualquier momento alguien nos atacará. –aunque para esas alturas no ha revelado quien es realmente, no tenía especial interés en hacerlo, sobre todo porque se trataba de uno de los mutantes que más ocultos se ha mantenido dentro de Ragnarök, y lo que menos necesita es que los humanos se enteren que hay personas más peligrosas de las que creen. –Y contestando a tu pregunta, dudo que pueda ser peligroso, si tu no lo eres. –aclaró, haciendo alusión a su verdadera naturaleza.

Cuando le habló de su sutileza, su forma de decirlo fue muy grata para Robert, quien sonriendo bajó el rostro a la arena, observando como el agua del mar estaba cada vez más acercándose a sus pies, aunque a los de la mujer ya prácticamente le habían llegado. Esa dejaba en claro que no sería la primera vez que se encontrarían, ahora tal vez en una posición muy neutral, después, probablemente lo harían como adversarios. –Siempre he dicho que la sutileza de nuestras acciones y nuestras palabras es lo que nos vuelve diplomáticos en mayor o menor medida… -se quedó en silencio unos momentos. –Creo que es lo que le hace falta a nuestros líderes de hoy en día. –dijo con sarcasmo, pues ni siquiera él acordaría con humanos.

-No nos confundamos. –le contesto a sus siguientes “sutiles” comentarios. –Yo hablo de la naturaleza de este mundo, no hago hincapié en ningún ser o tipo de ser. –habló con calma, como si estuviera reprimiendo comentarios mucho más mordaces. –En lo que si difiero es en la libertad de alguien para pisar estas arenas, no todos son dignos de hacerlo, sobre todo cuando la abandonaron a su suerte. –claramente ya están declarados los bandos, ahora, se trataba de ver hasta qué punto soportarían esa hipócrita cordialidad.–Lo que creo es que algunos deberían sentir vergüenza al tratar de apropiarse de algo que dejaron sin remordimientos. –no sabía si aquella mujer fue de las que compraron su lugar en las naves o no, pero le importaba poco saberlo.



RobertAylanaSecura

Historia || Relaciones

¿Atrapado?:
avatar
Robert Aylana
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 36
Fecha de inscripción : 04/11/2011
Localización : In your Mind...

Datos
Edad: 27 años
Nivel/Poder: 8 [Mentalista] Leer mentes, manipularlas, modificarlas, Persuadirlas.
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Yvette Lancaster el Jue Nov 10, 2011 12:25 am

Era un día cálido dentro de lo que cabía, y como siempre, Yvette había salido a voltear. A pesar de que estaba viviendo dentro de la ciudad de los mutantes, a ella no le gustaba esa sensación de enclaustramiento, de estar enterrada, de no ver la luz del sol ni el cielo azul. Así pues, aprovechó su día para salir al exterior a pasear, y, ¿por qué no?, se decidió por las costas, una zona que no había frecuentado demasiado, pues había oído rumores de que eran habituales los enfrentamientos mutante-humano por ahí.

Llegó ahí, andando a paso ligero, y lo primero que le llamó la atención fueron dos figuras altas, adultas, recortadas contra el horizonte, enfrentadas, hablando con aparente calma. Pero la tensión se podía ver incluso desde lejos, así que en la mente de la muchacha se le ocurrieron dos posibilidades: una, salir corriendo y no meterse en líos, dos, entrometerse y evitar que llegaran a las manos y ocurriera una desgracia.
Suspiró. Era demasiado poco egoísta. Sí, evidentemente, se decidió por la segunda opción.

Se acercó a los dos adultos hasta verlos mejor. Uno era un hombre de veintitantos años, bastante apuesto, pero de aspecto frío. Su aspecto, más rudo que el de la otra, l hacía pensar que él era mutante. La mujer iba bien arreglada y tenía aspecto de ser primer ministro o algo así. Yvette recordaba cuando de pequeña sus padres le hacían ver los debates de política de la televisión y ella se aburría y principalmente sólo se fijaba en los trajes que veía.
A pesar de estar cerca, se mantuvo más o menos lejos de ellos, no quería intervenir. Prefería escuchar para ver qué estaba pasando, ¿o era demasiada mala educación hacer eso?



Spoiler:

avatar
Yvette Lancaster

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 11/05/2011

Datos
Edad: 17
Nivel/Poder: Luminiscencia
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Sleeping Sun ∫Libre∫

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.