Navegación

Lilith Enid Alessia Mikhail
Últimos temas
» Lost Dimensions {Elite}
Jue Dic 27, 2012 6:36 am por Afiliación

» City Hunters; El fin del mundo {Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:16 am por cc1977

» Over The Limit [Elite]
Miér Ago 15, 2012 4:32 pm por Invitado

» Love is Destruction {Af.Normal}
Sáb Jul 07, 2012 11:58 pm por Invitado

» Blue Garden - Rol hard yaoi, shota y adulto - Elite
Jue Jul 05, 2012 6:30 pm por Invitado

» Twilight Saga Rol {Afiliación normal}
Miér Jun 27, 2012 7:55 pm por Invitado

» Twilight Rol Suiza {Afiliación Élite}Un año ONLINE !!!
Mar Abr 24, 2012 2:19 pm por Invitado

» The Hogwarts War ELITE
Mar Abr 24, 2012 3:48 am por Invitado

Foros hermanos
Vótanos




Click ClickClick Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click Click ClickAfter the end of WorldUniversité Fourvière Fin del MundoFin del MundoFin del Mundo

Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Ir abajo

Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Dylan Black el Sáb Mar 05, 2011 8:11 am

Esta es la agradable historia de cómo Dylan Black consiguió descubrir que los jodidos escorpiones no se mueren ni aunque contrates a un grupo de asesinos a sueldo.

Sí, allí me encontraba felizmente yo cuando un escorpión cabrón salió de debajo de una de las piedras y se acercó peligrosamente a mi cuerpo. He de añadir que yo, en ningún momento, me había dado cuenta de lo que estaba pasando hasta que noté las patas de un bicho asqueroso sobre mi brazo derecho, jugueteando y moviendo su agujahiperfijahorrorosadelamuerte delante de mis narices. ¿Qué habría hecho yo, un hombre de bien, amable y generoso; para merecerme aquello? Dios no existe, eso está claro. Si existiese ahora vendría en mi ayuda a salvarme y todo saldría magníficamente bien. Bueno, a lo que iba, dejo de irme por las ramas.

Os preguntaréis cómo acabé así, ¿No? Pues yo os aclararé todas las dudas contándoos lo que me pasó el día de mi encontronazo con el escorpión. La historia comienza aquel mismo día a una hora muy temprana de la mañana. Espero no aburriros con mi relato y que disfrutéis con ello... y de camino, que venga alguien a salvarme.

La historia de cómo el magnífico Dylan se encontró con un escorpión con mala leche:

Aquella mañana madrugué, como no era normal en mí. Supongo que debería de haber pillado la indirecta cuando me desperté tras una pesadilla de: quédate en la cama pase lo que pase, no salgas de tu habitación y cúbrete bien con el somier. Sin embargo, tan responsable como siempre, me embarqué en la faena de intentar avanzar en reuniones y progresar con la búsqueda y captura de Zero.

Y aunque haya gente que no se lo crea, odio a ese pequeño mutante más que a ningún otro. Nunca me hizo nada pero... nada más que pensar en lo que pasó entre nosotros me produce arcadas. No me gusta vomitar por el momento así que, toda cosa que salga por mi boca, no me gusta. Estaba dispuesto a vengarme por aquel desvarío de cabeza que había causado en mí. Es más, en un principio yo pensaba atosigarle para que él acabase en mis brazos, en los brazos de la Organización. Sin embargo, se me escapó. Cabrón con suerte...

Volviendo al tema, del que prefiero no desviarme demasiado, diré que me levanté, me vestí y me arreglé. Todo perfecto, como siempre. Sin embargo, cuando estaba en la cola de la cafetería para pillar algo de comida, la mala suerte volvió a hacerse ver. Aquel día había un potaje rosado con forma de plasta amorfa, sin nada más. Sí, una de las típicas cosas que salen en las películas, te crean asco y acabas sin comerte. Sin embargo, yo, como hombre maduro, acabé probando de aquel bocado asqueroso. Por si alguien se lo preguntaba, sí, acabé en el váter.

Esa era otra señal que me decía: Veeteee, vuelve a la caamaaa, acuéstateee, no te juegues el culoooo. Pero no, yo era más cabezón que cualquier mala suerte y continué con mis chorradas.

Finalmente, acabé en busca del mutante en cuestión. Estuve buscándolo durante horas hasta que acabé en el desierto. Cansado, me tiré sobre el suelo y cerré los ojos intentando recuperar la respiración, tranquilizarme, volver a la jodida normalidad. Pero mi cuerpo estaba tan cansado que decidí quedarme en aquella postura durante muchísimo tiempo, quizás demasiado.

¿Qué pasó al final? Que el queridísimo escorpión estaba andando por mi mano.

-¡Ah! ¡Coño! -Grité abriendo los ojos, muerto del susto. ¿Qué podría yo hacer con aquel bicho asqueroso? Zarandeé la mano de un lado al otro intentando quitármelo de encima pero me acordé de lo que había aprendido muchos años atrás. A los animales, intenta no cabrearles. Me quedé durante un buen rato quieto como una estatua hasta que el animalico volvió a caminar con tranquilidad. En ese preciso instante acerqué mi otra mano y, cogiendo del avispón al bicho, lo arrojé todo lo lejos que pude.


avatar
Dylan Black
Miembro de La Organización


Cantidad de envíos : 235
Fecha de inscripción : 04/02/2010

Datos
Edad: 34
Nivel/Poder: 8. Ñañaña
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Alessia Rutherford el Lun Mar 14, 2011 2:50 am

Lo cierto es que no entendía como había acabado deambulando por el desierto cuando una vez decidí no volver a atravesarlo, siempre me acabo perdiendo. Supongo que iría tan distraída en mis cosas que ni me fijé por dónde iba y claro, éstas eran las consecuencias. Últimamente tenía demasiadas cosas en la cabeza, demasiadas para almacenarlas y archivarlas correctamente tras su procesamiento. Por lo tanto, estaba completamente hecha un lío.

Estaba claro que tenía que volver con las naves a ver si conseguía sacarle algo importante a mi querido amigo el científico Mikhail Kostova, suerte que nos llevasemos tan bien... Vale sí, sería un rollazo, me costaría muchísimo, pero había que conseguirlo así que.. AJO Y AGUITA para la niñita.

Si la suerte de por sí no estaba de mi parte, me dio tiempo a maldecirla como unas cuatro veces cuando ví una figura conocida, no demasiado lejos, unos metros más hacia delante de mi posición actual. Aquella persona que montó el numerito en la playa, el que hizo que Enid acabase como ha acabado... ¡Dios, cómo lo odiaba!

No tenía ganas de tener que enfrentarme a él, ni siquiera tener una mínima conversación o cruzar mirada alguna.
Así que rápidamente elegí una de las cuatro opciones que mi mente (en proceso de despertase) me dió a elegir para la pregunta de: ¿Qué hacer en estos momentos?

A. Acercate e ignórale.
B. Vete a incordiarle y si surge, pegarle una buena ostia o insultarle.
C. Pegarle un tiro en la cabeza, a traición, por la espalda.
D. Vete de aquí en dirección contraria inmediatamente.

Era una lástima que no pudiese pedir el comodín del público, pues ya estaba agotado, así que me decanté por el del 50%. Por lo tanto, las opciones se redujeron a dos:

C. Pegarle un tiro en la cabeza, a traición, por la espalda.
D. Vete de aquí en dirección contraria inmediatamente.

Como seguía estando indecisa, pedí el comodín de la llamada. Mala suerte de nuevo que no tenía a quién llamar, puesto que estaba completamente sola así que...

D. Vete de quí en dirección contraria inmediatamente.

Así es como tras elegir la última opción giré hacia la derecha y con cuidado de que no me viese, me propuse salir rápidamente de su campo de visión para evitar problemas.


FDR: Perdón por la tardanza, internet últitamente no es que vaya muy bien ¬¬



Spoiler:


Spoiler:
avatar
Alessia Rutherford
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 1211
Fecha de inscripción : 05/07/2009
Localización : En la oscuridad más dificil de encontrar en un día soleado...soñando con cosas imposibles y dejando mis ilusiones atrás para que personas de mi alrededor no me las quiten...

Datos
Edad: 26 años
Nivel/Poder: (6)
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

http://findelmundo.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Dylan Black el Lun Mayo 02, 2011 10:07 am

Me separé del lugar donde había lanzado al animal por si acaso a semejante bicho le daba el punto y volvía a por mí. Entonces, comencé a andar hacia otro lado, esperando encontrar algún sitio en el que estar más seguro y en el que poder dejar a mi culo descansar durante unas cuantas horas. Finalmente, llegué a una zona no muy alejada aunque sí lo suficiente, en la que podría sentarme a gusto.

Paseé mi pie por la superficie intentando quitar los cristales de hielo, si no todos, en su mayoría. Finalmente terminé mi dura tarea y, me tiré en el suelo, dispuesto a disfrutar del descanso. Cerré los ojos y me quedé en aquella posición, quieto, descansando. Estaba cansado de buscar a Zero y no dar con él en ningún lado... pero bueno, ya llegaría el día en el que lo encontraría y acabaría con él. Oh, sí, pensaba disfrutar de aquel momento.

Fue entonces cuando sentí que no estaba solo y que había alguien mirando en mi dirección. Abrí un ojo y miré la figura de reojo durante un momento... parecía dubitativo. Lo primero que hice fue más bien ignorarlo, interesado por saber qué haría, como si no me hubiese dado cuenta de su presencia. Después, me percaté de que era una figura más bien femenina y, finalmente, acabé vislumbrando a mi querida humanita que había sido super salvadora de los mutantes y que finalmente, había desaparecido de las naves. Aquella renegada seguramente se habría hecho incluso de Ragnarök.

Me levanté de un salto y me acerqué a ella justo cuando se dio la vuelta para continuar su camino, evitándome. Posé mi mano en su hombro y le susurré en el oído unas palabras que seguramente nunca olvidaría.
-Hola pequeñaja, ¿Escapando del tito Dy? -Me reí divertido, guardando mis manos en los bolsillos de mi pantalón. -Deberías de acordarte más de tus queridos amigos humanos, te echamos taaanto de menos -Me quité una lágrima imaginaria, haciendo mucho teatro.


FDR: Lo siento, me ha salido muy corto, pero ando ocupado.


avatar
Dylan Black
Miembro de La Organización


Cantidad de envíos : 235
Fecha de inscripción : 04/02/2010

Datos
Edad: 34
Nivel/Poder: 8. Ñañaña
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Alessia Rutherford el Lun Mayo 09, 2011 1:53 am

Todo era demasiado extraño. ¿Alessia Rutherford huyendo? Cualquiera diría que trabajaba para Ragnarök. Pero eran demasiados recuerdos del pasado los que hacían daño. Demasiadas pocas amistades perdidas y poca confianza en una misma. En definitiva demasiados recuerdos dolorosos. Demasiadas traciones, demasiado rencor, demasiado odio... Y un susurro en el oído que me paralizó completamente, de pies a cabeza, sin dejarme reaccionar.

Debo comentar que tenerle tan cerca me producía arcadas, por lo que en aquel momento mantuve la respiración durante unos segundos y cerré los ojos. Sentir su mano sobre mi hombro me quemaba la piel y su aliento sobre mi oreja me daba espeluznantes escalofríos. Alessia Rutherford: la has cagado. Hubiese terminado antes con la opción del tiro en la cabeza. Lástima no haber tenido el suficiente valor para hacerlo.

Decidí no mover un solo músculo exceptuando mi giro de cabeza en dirección a su susurro. Obviamente tenía que mirarle de reojo puesto que de momento no tenía complejo de búho.

-¿Qué es lo que quieres, Dylan? - pregunté con voz firme cuidando de que la voz no me temblase.

Dirigí una de mis manos hacia mi hombro, justo en el que él había posado la suya. Iba decida a apartarlo pero él acababa de quitarmela de encima por lo que me ahorré un nuevo contacto. Mi otra mano se dirigía hacía el cinturón de mi pantalón dónde descansaba mi pistola. Me permití tocarla para sentirme segura de tenerla cerca, por si hacía fácil hacerme con ella rápidamente si la situación se volvía demasiado peligrosa.

-No me he olvidado de ellos, de hecho, iba camino de hablar con Mikhail...


FDR: Da igual, mejor, que si no llega un momento en que no sabes que escribir.



Spoiler:


Spoiler:
avatar
Alessia Rutherford
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 1211
Fecha de inscripción : 05/07/2009
Localización : En la oscuridad más dificil de encontrar en un día soleado...soñando con cosas imposibles y dejando mis ilusiones atrás para que personas de mi alrededor no me las quiten...

Datos
Edad: 26 años
Nivel/Poder: (6)
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

http://findelmundo.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Dylan Black el Miér Mayo 11, 2011 6:50 am

Me reí a carcajadas. Alessia era taaan previsible. Siempre igual, nunca cambiaría la muchacha aquella. Primero se había enamorado de un mutantito y se había vuelto buena y cariñosa y, ahora que parecía ser que el novio había desaparecido, estaba arisca y super borde. Bueno, también tengo añadir que me cargué a su mejor amiga... por no decir que la única pues no creía que la marginada de Alessia que se sentía mal por ser humana pudiese tener muchos amigos.

-¿Qué es lo que quiero? -Me encogí de hombros girando un poco de un lado al otro como quitándole importancia a todo. -No sé guapetona, ¿Qué es lo que quieres tú? ¿Vas a llegarle a tus amiguitos de la muerte de Ragnarök que te van a matar en un plis plas para lloriquearle? -Volví a reírme. Me hacía mucha mucha mucha gracia aquella muchacha. Seguramente ahora saldría corriendo asustada aunque, a decir verdad, me daba bastante igual.

-¿De hablar con Mikhail? A bueno, cierto... él es el buenecito que se cree todos tus cuentos. Será porque tienes pinta de niña pequeña y le recordarás a esa paternidad que nunca tuvo -Me metí las manos en los bolsillos, tocando el borde de una de las pistolas que escondía.

-¿Has visto ya a tu amiguita Enid? Se lo está pasando muy bien con nosotros -Le guiñé un ojo.



FDR: Cada vez más corto... -_-


avatar
Dylan Black
Miembro de La Organización


Cantidad de envíos : 235
Fecha de inscripción : 04/02/2010

Datos
Edad: 34
Nivel/Poder: 8. Ñañaña
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Alessia Rutherford el Lun Mayo 16, 2011 2:28 am

Su actitud se hacía cada vez más insoportable, por cada minuto que pasaba. Si quería matarme, podría hacerlo ya puesto que estaba harta de este tipo de encontronazos. ¿Él qué sabía de Ragnarök si se supone que no se lo había dicho a nadie?

No era quién para recordarme nombres como el de Enid, pero ya me daba igual. Estaba más que superado, ya habían ganado ellos. Su comentario sobre Mikhail se me hizo de los más curioso y extraño. ¿El buenecito que se cree todos mis cuentos? Esa sí que era buena. Yo no le gustaba ni un pelo...

Giré sobre mí misma hasta quedar frente a él, aunque por desgracia a la misma poca distancia que antes. Al menos serviría para demostrarle que no le tenía miedo. ¿Que qué quería yo? Buaah...

-¿Que qué es lo que quiero yo? Por desgracia demasiadas cosas. Entre ellas, que alguna vez desaparezcas de mi vista, porque verdaderamente me das más que asco. - puse los ojos en blanco - ¿Ragnarök? ¡Qué sabrás tú! La verdad es que podrías ir a cargarte a todos sus miembros ya que parece que te gustan poco, lástima que no tengas el suficiente valor para hacerlo.

Me dediqué durante unos instantes a apartarme un mechón de pelo del restro tomaba un poco de aire. Todas las ilusiones, los planes, las venganzas... se habían desmoronado. ¿Qué era lo que yo verdaderamente quería? ¡Ay Dios! ¡Como echaba de menos a James!

-¿Mikhail? ¿Padre? Está demasiado lejos de serlo. Pero oye, gracias por la información. Si es cierto que se traga todo lo que le cuento será mucho más sencillo y me ahorraría más que tiempo. - dije en voz algo más baja. - Enid para mí está muerta desde el momento en que te la llevaste. Vas por mal camino si piensas que vas a hacerme daño a través de ella.-Me acerqué un paso hacia él, más que nada para asegurarme de que aunque estabamos extremadamente cerca, no le rozaría ni un pelo. Sonreí y le miré de forma desafiante a los ojos.

-Y bien... ¿Cuándo vas a acabar conmigo? Todavía te sigo esperando... - dirigí la mirada hacia sus manos guardadas en los bolsillos, observando como tocaba el borde de una pístola que al parecer escondía. - ¿Tanto miedo me tienes? - arqueé una de mis cejas mientras observaba la pistola.

Sin pensarlo, puesto que si lo hubiese hecho no habría terminado haciendo lo que iba a hacer; agarré la pistola de mi pantalón y la alcé, aunque sin apuntar a algún lado. Comencé a acariciarla lenta y cuidadosamente. Finalmente, volví a centrar mi atención en Dylan y arrogé la pístola hacia el suelo, por mi derecha.

-Bien, sigo esperandote.



Spoiler:


Spoiler:
avatar
Alessia Rutherford
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 1211
Fecha de inscripción : 05/07/2009
Localización : En la oscuridad más dificil de encontrar en un día soleado...soñando con cosas imposibles y dejando mis ilusiones atrás para que personas de mi alrededor no me las quiten...

Datos
Edad: 26 años
Nivel/Poder: (6)
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

http://findelmundo.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Dylan Black el Sáb Jun 04, 2011 3:31 am

-Vaya cariño... que penita que te dé asco... con lo que yo te quiero -Sonreí entre dientes visiblemente divertido. Alessia se picaba con nada y era exageradamente fácil molestarla. Además, era muy divertido cuando intentaba pasar por encima de mí. Lástima que no se diese cuenta de que mis 30 y pico años daban para mucho en esta vida. Por ejemplo, como joder al resto sin que pasen por encima tuya por más que lo intenten. -Exactamente, ¿Qué sabré yooo? Sé mucho más de lo que piensas querida renegada mía. Y no me hables a mí de valor princesa o te ahogarás sola -Le guiñé un ojo.

-Oye, Alessia, por curiosidad.. ¿Cuántas veces te has arrepentido de haber subido a las naves y haber dejado al pobre Jamecito en tierra firme, expuesto a toda clase de sufrimientos? La verdad es que pobrecito... eres una desagradecida, ¿Lo sabías? Él te dio su plaza y nosotros nuestro cariño, ¿Nos lo has agradecido? Nunca. Siempre con tus juegos de niña pequeña renegada... -Solté una profunda carcajada antes de echar la cabeza un poco hacia atrás y pasarme la mano por el pelo de manera distraída.

-Claro, él no te veía como una traidora. Lástima que ahora nos hayas dado pruebas a todos de lo que realmente eres: Una renegada que no tiene lugar donde ir y donde la acepten -Clavé mis ojos sobre los suyos. Ella estaba mirándome de una manera amenazadora y no iba a ser yo menos. Jugar a aquellas cosas era relativamente divertido, ponía a prueba el ingenio que cada persona poseía.

-No te preocupes que el placer de matarte se lo reservo a tus amigos mutantes. Ellos sabrán las mejores maneras de maltratarte y de vengarse porque eres humana -Le guiñé un ojo mientras en mi rostro se dibujaba una sonrisa ligeramente macabra y divertida a la vez. Sabía pocas cosas de ella pero las que sabía eran capaces de darme mucho juego.

-Acabas de hacer la gilipollez más grande de toda tu vida cariño -Le dije de repente con un tono serio. -Lástima que hayas topado conmigo y que en el fondo sigo viendo en ti a la muchacha que se subió en las naves lloriqueando; sino, estarías muerta.



FDR: Siento brevedad-tardanza


avatar
Dylan Black
Miembro de La Organización


Cantidad de envíos : 235
Fecha de inscripción : 04/02/2010

Datos
Edad: 34
Nivel/Poder: 8. Ñañaña
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Alessia Rutherford el Miér Jul 13, 2011 2:22 am

Tonterías. Tonterías. Tonterías. Y nada más que tonterías. Eso era lo que este hombre soltaba por la boca cada vez que me topaba con él. Y sinceramente, ya estaba hasta las narices. Me bloqueé completamente, a drede, para no escucharlo. No escuchar las multiples gilipolleces que se esforzaba por soltar.

-¿Sabes lo que pasa Dylan? Que tus palabras me resbalan. - Comenté simplemente, con aires de indiferencia. - No puedo negar que no me gustaría verte muerto, pero yo no soy una asesina.

Sin embargo, eso no significaba que pudiese dejarle algún que otro regalito. Odiaba con toda mi alma al ser humano que se creía persona, al hombres más asqueroso e imbécil que existía en el mundo.

-Pero.... - Apunté con la pístola a su pie derecho. - Sí que puedo dejarte un pequeño recuerdo para la próxima vez que nos encontremos. Así quizás, te lo pienses mejor y vengas a por mí sin piedad, sin miedo... y acabes conmigo de una puñetera vez. Si es que puedes, claro...

Y dicho todo esto, disparé. Sin más, sin ningún tipo de remordimiento. Estaba harta del jueguecito, pero como no se podía hacer otra cosa, mejor era ir a joder un rato durante un tiempo. ¿O acaso el no se centraba simplemente en eso, en hacer daño a los demás? ¿En molestar a todo el mundo? Que le diesen por ahí.

Comencé a caminar en dirección contrario a donde había venido, ya no tenía ningún sentido seguir por allí.

-Me alegra haberme encontrado contigo, Dylan.


FDR: Da igual, a veces tan largos te dejan sin inspiración.



Spoiler:


Spoiler:
avatar
Alessia Rutherford
Miembro de Ragnarök


Cantidad de envíos : 1211
Fecha de inscripción : 05/07/2009
Localización : En la oscuridad más dificil de encontrar en un día soleado...soñando con cosas imposibles y dejando mis ilusiones atrás para que personas de mi alrededor no me las quiten...

Datos
Edad: 26 años
Nivel/Poder: (6)
Resistencia mental:
10/10  (10/10)

http://findelmundo.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Coño, ¡sigue habiendo escorpiones tras el fin del mundo! (Alessia + libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.